Cuba se convirtió en el primer país en recibir la validación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) de que ha eliminado la transmisión del VIH y la sífilis de madre a hijo.

 

Tras la afirmación de Carissa F. Etienne, Directora de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Washington, la OMS entregó a Cuba la primera certificación en el mundo que garantiza que un país ha logrado el doble desafío de eliminar la transmisión materna al niño del VIH y, también, de la sífilis congénita.

Casi 1 millón de mujeres embarazadas en todo el mundo están infectadas con sífilis anualmente. Esto puede ocasionar la muerte fetal, la muerte perinatal o infecciones neonatales graves. Sin embargo, las opciones de detección y tratamiento simples y rentables durante el embarazo, como la penicilina, pueden eliminar la mayoría de estas complicaciones.

 

El logro de Cuba
Conocer todas las dificultades económicas en las que el país caribeño ha estado yendo durante años da aún más mérito a este evento para la medicina cubana, que ha sido uno de los mayores logros de su historia.
La OPS / OMS y sus socios trabajan con Cuba y otros países de las Américas desde 2010, en la implementación de una iniciativa para eliminar la transmisión del VIH y la sífilis de madre a hijo.

Como parte de la iniciativa regional, Cuba ha trabajado para asegurar el acceso temprano a la atención prenatal, la prueba del VIH y la sífilis tanto para las mujeres embarazadas como para sus parejas, para proporcionar tratamiento a las mujeres con resultados positivos y sus bebés, en la sustitución de la lactancia y prevención del VIH y la sífilis antes y durante el embarazo mediante el uso de condones y otras medidas preventivas.

El 15-45% de probabilidades de transmisión del VIH de la madre al niño disminuye a solo el 1% si se administran retrovirales tanto a la madre como al niño durante todas las fases en las que puede ocurrir la transmisión. Según la OMS, el número de niños nacidos cada año con VIH se ha reducido casi a la mitad desde 2009, de 400,000 a 240,000 en 2013.

Esfuerzos globales
En los últimos años, se han realizado importantes esfuerzos en todo el mundo para garantizar que las mujeres tengan acceso al tratamiento que necesitan para mantenerse bien y que sus hijos no tengan VIH ni sífilis.

En 2007, la OMS lanzó la guía “Eliminación mundial de la sífilis congénita: fundamentos y estrategia para la acción”. La estrategia busca aumentar el acceso global a las pruebas de sífilis y al tratamiento de mujeres embarazadas.

En 2011, ONUSIDA con la OMS y otros socios lanzaron un plan mundial con el objetivo de eliminar las nuevas infecciones por el VIH entre los niños para 2015 y mantener con vida a sus madres. Este movimiento global ha impulsado la innovación y la participación comunitaria para garantizar que los niños permanezcan libres de VIH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

5 × 2 =